De eso se valió juez para liberarla

30 Sep

Terrorista quiere su salón de belleza

Entre los documentos con los que contó el juez Segismundo León para otorgarle la libertad condicional a la emerretista Nancy Gilvonio, se encontraba un informe del Consejo Técnico Penitenciario del Inpe, el mismo que resolvía que la referida presidiaria “venía respondiendo favorablemente a las acciones de tratamiento. Lo que hace presumir que cumplirá con las condiciones del beneficio solicitado”.

¿Y en qué se basó este órgano adscrito al Ministerio de Justicia para determinar que Gilvonio estaba apta para reinsertarse a la sociedad?

El denominado informe evaluativo del Inpe recoge una serie de documentos entre los que se encuentran informes psicológicos, constancias de buena conducta, de participación en talleres de manualidades y computación, y hasta un diplomado en gestión educativa.

“En el penal se dedica a realizar trabajos manuales mayormente tejidos a crochet y palitos que comercializaba a través de organizaciones que apoyan en el penal”, señala el documento.

También se cita un informe psicológico de número 210-2009 que dice: “forja metas precisas de integración familiar junto a su hermano y la esposa de este con la inmediata administración de un salón de belleza, para posteriormente ejercer su profesión (secretaria)”.

Por todo eso el Inpe consideró que Gilvonio podía cumplir “una adecuada integración social y familiar”, razón por la que vio favorable que acceda al beneficio penitenciario que solicitó.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: